#QUEDATEENCASA #YOENTRENOENCASA
#QUEDATEENCASA #YOENTRENOENCASA

CONSEJOS PARA ENTRENAR EN INVIERNO

7 CONSEJOS PARA ENTRENAR EN INVIERNO 

Muchas personas entrenan al aire libre, incluso en invierno ya que no siempre el comedor de una casa es el lugar indicado para completar una sesión de entrenamiento.

La realidad es que se puede hacer ejercicio mientras haya sol, llueva o nieve. De hecho los cambios de temperatura y la calidad del aire fortalecen el sistema inmunitario, dado que así hasta se puede sacarle provecho al mal tiempo. Además, el cuerpo contraataca al frío con una mayor frecuencia cardíaca (termorregulación), que aumenta muchísimo el consumo de energía, y hace que el entrenamiento sea más eficaz. Sin embargo, es importante seguir unas pequeñas reglas porque el frío puede ser peligroso. Como principio básico, todos tenemos una sensibilidad a la temperatura individual, que siempre ha de tenerse en cuenta. Para medirla, no es suficiente obedecer al termómetro como el único indicador de ella.

1. INVIERTE MÁS TIEMPO EN EL CALENTAMIENTO

Al cuerpo le cuesta más calentarse en invierno. Si empiezas en frío puedes lesionarte ya que entrenar sin haber calentado de forma adecuada puede provocar daños en músculos, tendones, ligamentos y articulaciones.

2. SEGUIR EN MOVIMIENTO

En invierno, los músculos se enfrían muy rápido, así que todos los desechos procedentes de la contracción no se pueden eliminar del flujo sanguíneo a tiempo. Como consecuencia se producen espasmos musculares e incluso lesiones
El cuerpo contraataca al frío con una mayor frecuencia cardíaca (termorregulación).

3. USAR ROPA TÉRMICA

El hecho de que para entrenar en invierno es necesario llevar ropa abrigada es obvio. Sin embargo, es fácil subestimar las temperaturas, sobre todo cuando te has pasado el día adentro de tu casa, o trabajo.

Usar remeras térmicas y buzos JEMA es una buena opción.

4. VIGILA TU RESPIRACIÓN

Cuanto más frío sea el aire, mayor es el estímulo a los bronquios, pulmones y membranas mucosas. Por un lado, el frío hace que los tubos bronquiales se estrechen, mientras que al mismo tiempo reduce la capacidad de las membranas mucosas para estar húmedas. La típica quemazón o irritación de garganta ocurre cuando se inhala mucho aire frío, lo cual causa una ligera inflamación, y es un signo claro de que hace demasiado frío para hacer ejercicio al aire libre. Presta atención a ello e intenta inhalar todo lo posible por la nariz y exhalar por la boca. Si respiras así el aire hace un itinerario más largo hacia los pulmones y así, tiene más tiempo para humedecerse y calentarse a través de las mucosas nasales y la boca.

5. NO TE QUEDES MUCHO TIEMPO AFUERA

Tras entrenar, ingresa a algún sitio caliente lo más rápido posible y quítate toda la ropa húmeda o sudada, porque justo después de exponerte, el sistema inmunitario se encuentra especialmente débil y vulnerable
¡No olvides que la salud siempre es lo primero!

Flexiones de brazos a un mano

6. ENTRENAR POR EL DÍA

Siempre que sea posible elige la mañana o el mediodía para planear el entrenamiento. Es el momento más cálido del día y en el que el sol ese encuentra en mejor posición para estimular la producción de vitamina D. En invierno, que es muy importante para los huesos y articulaciones y para levantar el ánimo.

7. COMER MUCHAS FRUTAS Y VERDURAS

Además, asegúrate de ayudar a tu sistema inmunitario con una dieta equilibrada y rica en vitaminas y minerales. Las frutas y verduras deben ser la base de esa dieta. Consultar un nutricionista!!